lunes, 18 de diciembre de 2017

#31: El que no arriesga no gana.



Así dice un viejo refrán, el cuál es aplicable a múltiples hechos de la vida: desde tomar una oportunidad de trabajo, dejarlo todo en pro de un proyecto ó lanzarte para abrir tu corazón a “esa” persona que te vuelve loco.

Cómo la frase lo dice en su primera parte, hacerlo implica arriesgarase y, desafortunadamente, no siempre se gana. Es como aventar una moneda al aire, desconociendo si caerá en cara o cruz.

Es totalmente una viaje del que solo conoces el punto de partida, divisas una meta pero existe tanta niebla por delante que pudiese ser solo una ilusión.

Pero existe un pero.

Como sabemos, la vida es efímera y nuestra existencia está expuesta a demasiadas variantes en dónde no siempre se puede presentar “esa misma” oportunidad. Cuándo estamos frente a una decisión de ese tipo, en dónde debemos de optar si ir o no por ella, muchas veces la certeza vale más que la incertidumbre.

Certeza en el sentido de que optar por “arriesgar” traerá consigo un resultado. Favorable o no, no se sabe, pero al final, tendremos una respuesta ante tal aventura y saber es mejor que ignorar.

Porque si preferimos quedarnos en nuestra “zona de confort”, la duda del qué podría haber pasado, del qué pudiese haber sido, llega a ser mortal. Una sombra horrible que siempre te acompañará y de la cuál te puedes arrepentir toda la vida.

Sí. Tener una respuesta negativa, o fallar en nuestra “visión” ante algún plan puede resultar doloroso, triste y frustrarte pero al menos sabremos, con ello, que o no era para nosotros, o descubriremos que esa forma de hacer las cosas no era la indicada.

También podemos tener la opción de que nuestra apuesta sea fructífera y que terminemos “ganando”, algo, que de no haberlo intentado, jamás podríamos celebrarlo.

Cuesta atreverse.

Muchas veces es más cómodo lo seguro que la incertidumbre. Duelen los no. No es placentero descalabrarse, y el miedo a ello es terrible, pero ¿qué sería de nuestra vida sino tuviéramos cicatrices?


Imagen | Flickr

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gusta lo que escribo y deseas colaborar económicamente puedes hacerlo desde Patreon ó en PayPal;
recibirás además contenido exclusivo.