lunes, 25 de diciembre de 2017

#32: El masculino color rosa.



Desafortunadamente vivimos en una sociedad de dogmas y tabúes en la que existen normas no escritas, pero toleradas, sobre cómo un hombre o una mujer deben y pueden vestir para ser aceptados dentro de su género. 


Y, aunque por estadísticas, las mujeres son las que se llevan por mayoría estos lineamientos, existen algunos muy precisos para los varones que, así cómo los femeninos, en una sociedad moderna y cosmopolita no deberían de existir pero que, por desgracia, siguen más vigentes que nunca.

El color rosa es uno de ellos.

Aunque es verdad que existe moda masculina en color rosa (o tonos pastel), y una parte importante de la sociedad no asume una preferencia homosexual de un hombre usando el color rosa, el gran consenso sí lo hace. 

Aquél que viste de rosa inmediatamente es tachado de gay porque el rosa es un color de niñas. Es como las princesas y las muñecas. Son objetos, o gustos, que deben de ser solo afines al género femenino y, per se, quién tiene inclinaciones por ellos evidentemente se identifica, por tanto, con el género.   

Esta idea no es más que estúpida y machista. 

Es como cuándo juzgan a una mujer a la que le gusta el fútbol soccer o que prefiere los pantalones a los vestidos. La manera de vestirse no tiene por qué ser un reflejo de la preferencia sexual. 

La moda y las preferencias son solo eso: formas de vestirse o de apasionarse por algo. Así como jugar con muñecas no inclinará a que un varón se haga homosexual, y el cuál puede proferirlas sobre los carritos, una niña a la que le gusta patinar versus jugar a tomar té no es una lesbiana ni tiene por qué convertirse en ella.   

La preferencia sexual es algo que va más allá de la vestimenta y los gustos. 

Y es triste cómo, tanto a hombres como a mujeres, se les tacha, discriminándoles o mofándose, de algo por la forma en la que se visten o por los gustos que tiene.  

El rosa es de niñas. Pones en duda tu hombría... quítatelo. Es lamentable que un mundo que se jacta de vivir en el siglo veintiuno, y sobretodo las sociedades occidentales que se afanan en pregonar el hecho de ser modernas, sigan siendo caldo de cultivo de esta forma de pensar. 


Feliz Navidad


Imagen | Pixabay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario